¿Qué esperar de la primera visita a LaMerced Veterinary Specislists?

Si su veterinario sospecha o ha confirmado que su mascota tiene algún tipo de cáncer puede haberle remitido a nuestro centro para una evaluación más completa. Porque el pronóstico y el tratamiento dependen no solo del tipo de tumor, sino también de su extensión, el objetivo de la primera visita es tener toda la información necesaria para que puedan posteriormente decidir sobre las mejores opciones de tratamiento para su caso concreto.

En general en la primera visita revisamos las pruebas hechas para el diagnóstico o las ampliamos si fuera necesario. Es importante asegurarse de habernos enviado las pruebas con antelación a la consulta. Además, hacemos los estudios necesarios para conocer la extensión de la enfermedad (si está localizado o se ha extendido). Esto se hace generalmente con pruebas de imagen como radiografías, ecografía o tomografía (TAC) y con toma de muestras como citología.

Al completar los estudios (algo que nos lleva generalmente unas dos horas), podemos hablar sobre las opciones y hacer un informe escrito para que pueda consultarlo tanto en casa como con su veterinario habitual. Ese informe incluye datos sobre el cáncer de su mascota, la extensión y las opciones para su caso particular.

Si no está familiarizado con los términos médicos, estas definiciones pueden ayudarle a entender las pruebas que se realizarán y por qué:

Tumor

Masa en un tejido del cuerpo, puede ser benigno o maligno

Benigno: son crecimientos del tejido, pero que no se diseminan a otras partes del cuerpo (por ejemplo, un lipoma, una masa de células de grasa)

Maligno: los tumores malignos, también llamados cáncer, son masas que además de crecer en el sitio inicial pueden diseminarse a otros órganos, a veces distantes del inicial, en el proceso que se llama metástasis.

Metástasis

Crecimiento del cáncer (tumor maligno) en sitios distintos al inicial, por ejemplo un tumor mamario que se extiende a ganglios linfáticos y/o pulmón.

Estadio clínico

Es el sistema que nos permite conocer la extensión del tumor. Es importante porque para un mismo tumor, el pronóstico y tratamiento puede ser muy distinto dependiendo del estadio clínico (por ejemplo un melanoma de 1 cm localizado en la boca o un melanoma de 4 cm con metástasis a ganglio y a pulmón).

Aspirado con aguja fina

Es la toma de muestra del tumor o de otros tejidos menos invasiva que hay. Consiste en pinchar el tejido con una aguja fina para tratar de sacar células que luego se estudiarán mediante la citología.

Citología

Es el estudio al microscopio de las células obtenidas con una punción de aguja fina. En muchos casos es suficiente para tener un diagnóstico preliminar sobre si la lesión es un tumor, el tipo de tumor o si es benigno o maligno. Si no es suficiente para tener el diagnóstico puede ser necesario tomar una biopsia.

Biopsia

Es la toma de un trozo de tejido, generalmente bajo sedación y anestesia local o con una pequeña anestesia. Ese tejido se envía a un laboratorio de histopatología para ser examinado.

Histopatología

Es el estudio de los tejidos en el laboratorio, que nos permite saber el tipo de tumor, su benignidad o malignidad y otros factores pronósticos. Hay tumores muy poco diferenciados (no se parecen al tejido del que proceden) para los que puede no llegar a ser diagnóstica siendo necesarias pruebas adicionales como tinciones específicas para cada tipo de tumor.

Quimioterapia

Es el tratamiento médico del cáncer. A pesar de su nombre, muchos de los medicamentos tienen un origen natural (de plantas generalmente). Aunque todos asociamos quimioterapia a efectos secundarios que pueden darse en ocasiones, estos dependen del tipo de fármaco y la dosis usada, y en perros y gatos, la mayoría de las veces no se observan los efectos secundarios que conocemos de personas. La mayoría de perros y gatos hacen vida normal durante el tratamiento según los propietarios.

Terapias dirigidas

El conocimiento a nivel molecular del cáncer ha permitido el desarrollo de fármacos que afectan de forma muy selectiva al cáncer. Un ejemplo d estas terapias son los inhibidores de los receptores tirosina quinasa, unas proteínas de las células que en determinadas circunstancias favorecen el crecimiento de las células cancerosas. Su inhibición, mediante fármacos que se administran en forma de pastillas en casa, ha permitido un control muy eficaz de algunos tumores como los carcinomas de tiroides, carcinoma de glándulas de sacos anales (agasaca) u otros. Algunos ejemplos de estos fármacos son toceranib (Palladia) o masitinib (Masivet).

Carcinoma

Son tumores malignos de origen epitelial (piel, membranas mucosas o glándulas)

Sarcomas

Tumores malignos que se originan en el tejido conectivo (o de soporte) como nervios, vasos sanguíneos, músculos, hueso. En general son más infiltrativos en los tejidos de alrededor del tumor, al no estar el mismo rodeado por una cápsula.